En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
¿acepta nuestra política de cookies?
Más información
| ACEPTO

Bioaerosoles, COVID-19 y su nueva implicación en PRL. (18/06/2021)

Fecha de actualización: Viernes 18 de junio de 2021

Cuando ya llevamos más de un año de pandemia y se prevé la vuelta presencial al trabajo gracias a las vacunas, el mejor conocimiento sobre el Sars-CoV-2 y sus dinámicas nos ha abierto caminos para mejorar las medidas de protección, no solo de cara a prevenir contagios de coronavirus sino también frente a otros patógenos causantes de enfermedades respiratorias.

De este modo, ya sabemos que el 75% de los contagios se producen en interiores, que los aerosoles son una de las vías predominantes de contagio e incluso ha cambiado la definición de aerosol, poniendo de acuerdo a la Física y la Medicina.

Al comienzo de la pandemia, el consenso general tanto para el CDC (Centro de Control de Enfermedades) como para la OMS (Organización Mundial de la Salud) era que las vías de contagio eran las gotículas (consideradas en ese entonces partículas mayores de 5 micras de diámetro que caen al suelo en pocos segundos y viajan un máximo de 1 metro al ser expelidas) y las superficies (objetos y materiales contaminados por el virus, en los que puede permanecer activo varios días). Se descartaba por completo la implicación de los aerosoles (considerados como partículas expelidas inferiores a 5 micras), lo que influyó de manera determinante en las recomendaciones de ambas organizaciones y de la mayoría de los gobiernos para evitar contagios: lavado de manos y distancia de seguridad. Esto se tradujo para muchas empresas en la adquisición e implantación del uso del Gel hidroalcohólico y la instalación de mamparas de protección. Algunos incluso implementaron la utilización de mascarillas cuando no se podía mantener esa distancia de seguridad.

Con el paso de los meses fue aumentando el conocimiento y las evidencias sobre el COVID19, teniendo algunos hitos en el camino como la publicación en julio de 2020 de una carta firmada por 239 científicos y dirigida a los responsables de salud pública reclamando el reconocimiento de los aerosoles y su incidencia en los contagios (“El contagio es 20 veces más fácil en interiores que en exteriores” afirmaba José Luis Jiménez, experto español en aerosoles y uno de los firmantes). También aparecieron publicaciones de estudios sobre casos de contagio reales como el del coro del valle de Skagit y el restaurante de Guangzhou, China (Li et all, 2020) donde el contagio por gotículas quedaba descartado, y publicaciones sobre aerosoles en Science y otras revistas de prestigio. Se hablaba de comportamiento de aerosoles (capacidad de viajar largas distancias superiores a 3 metros y permanecer horas suspendidos en el aire) para partículas de hasta 100 micras.

Ver artículo completo.

Fuente:

Fuente: seguridad-laboral.es
Última visita: 18/06/2021

Hazte cliente ahora y podrás acceder a toda nuestra base de datos

Noticias destacadas

MAPA WEB
¿Quieres información actualizada sobre prevención de riesgos?
SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES
Facebook Linkedin Twitter RSS