En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
¿acepta nuestra política de cookies?
Más información
| ACEPTO

Humos de soldadura: un riesgo cancerígeno comprobado (05/01/18)

Fecha de actualización: Viernes 5 de enero de 2018

En una nueva monografía de próxima publicación, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) clasifica los humos de soldadura y la radiación UV de las operaciones de soldadura en la categoría 1, es decir, la de los agentes carcinogénicos para humanos.

Todos los procesos de soldadura emiten humos que pueden ser inhalados por los soldadores y las personas que trabajan cerca. Estos humos consisten en gas y polvo que pueden alcanzar la región alveolar del sistema respiratorio. Estudios recientes muestran un mayor riesgo de cáncer de pulmón en soldadores, pero también en otros trabajadores expuestos a humos de soldadura.

Según los expertos de IARC, la exposición a los humos de soldadura también podría estar implicada en la aparición de cáncer de riñón. La investigación de IARC también muestra que la radiación ultravioleta emitida durante la soldadura de arco es un factor de riesgo para el melanoma ocular, una forma rara de malignidad del ojo.

Ver artículo completo

Fuente:

Prevención Integral
Consultado el: 05/01/18

Hazte cliente ahora y podrás acceder a toda nuestra base de datos

Noticias destacadas

MAPA WEB
¿Quieres información actualizada sobre prevención de riesgos?
SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES
Facebook Linkedin Twitter RSS