En cumplimiento de la legislación vigente, solicitamos su permiso para obtener datos estadísticos de su navegación en esta web.
Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies
¿acepta nuestra política de cookies?
Más información
| ACEPTO

El accidente laboral que mejoró la visión de millones de personas (12/06/19)

Fecha de actualización: Miércoles 12 de junio de 2019

Un día de 1992, un joven chino sufrió el que probablemente sea el único accidente laboral que ha acabado beneficiando a millones de personas en todo el mundo.

El estudiante Detao Du estaba alineando los láseres de una máquina experimental en su laboratorio cuando la potente luz le entró por el ojo. Su jefe, el francés Gérard Mourou, le acompañó corriendo al hospital. El médico de urgencias exploró inmediatamente la retina herida y, asombrado, preguntó qué clase de láser era aquel. Detao se lo explicó: era una nueva técnica para generar pulsos ultracortos de alta intensidad. “¿Por qué me lo pregunta?”, dijo el paciente. “Porque la herida es perfecta”, respondió el médico.

Menos de tres décadas después, la técnica, conocida como amplificación de pulso gorjeado, es una herramienta estándar en oftalmología para moldear la córnea y tratar la miopía, la hipermetropía y el astigmatismo. Se trataba de láseres de alta intensidad y de cirugía ocular con láser.

Algunos hospitales ya utilizan la llamada terapia de protones para tratar tumores, sobre todo de cerebro, ojo y pulmón. La técnica mata las células cancerosas pero, a diferencia de otros tipos de radioterapia que emplean rayos X, esta herramienta usa rayos de protones, partículas que se encuentran en el núcleo de los átomos.

Ver artículo completo

Fuente:

El País
Última visita: 12/06/19

Hazte cliente ahora y podrás acceder a toda nuestra base de datos

Noticias destacadas

MAPA WEB
¿Quieres información actualizada sobre prevención de riesgos?
SÍGUENOS EN NUESTRAS REDES SOCIALES
Facebook Linkedin Twitter RSS